Más de 120 años facilitando el pleno desarrollo social de los zaragozanos con dificultades

Eran tiempos difíciles para la sociedad aragonesa, depauperada hasta el extremo. A finales del siglo XIX, Zaragoza vivía convulsionada por un crecimiento rápido, fruto de la emigración de campesinos atraídos por la incipiente industria local. En 1898, la ciudad estaba repleta de mendigos que ocupaban las puertas de iglesias y las esquinas de la ciudad, profesionales de la mendicidad y descolocados del sistema que no podían optar a los escasos servicios benéficos de la provincia.

Faltaba menos de un mes para que la situación fuese todavía a peor tras la finalización de la guerra de Cuba, con la que materializaría para España el Desastre del 98. Es en este contexto en el que el alcalde de la capital aragonesa, Francisco Cantín y Gamboa, fundaba, el 14 de julio de 1898, la Asociación Benéfica La Caridad. Lo hacía, después de meses de reflexión, para «paliar el hambre de la ciudad” y “erradicar definitivamente la mendicidad de Zaragoza”, tal y como podía leerse en su acta fundacional.

Participaron en su puesta en funcionamiento las que en aquel momento eran las fuerzas vivas de Zaragoza: el propio alcalde y once de sus concejales, el Gobernador Militar, un magistrado de la Audiencia, representantes del Cabildo, del Banco de España y del Banco de Crédito, el rector de la Universidad de Zaragoza y varios catedráticos, un representante de la Asociación de San Vicente de Paúl, miembros de los colegios de Abogados y de Procuradores, de las academias de Farmacia y Medicina y de Hacienda, los presidentes de la Cámara de Comercio, de la Cámara Agrícola, de Cruz Roja, de la Junta provincial de Beneficencia, de la Junta de Monumentos, del Patronato de Santo Dominguito y de la Casa de Ganaderos, el hermano mayor del Refugio y representantes de la Junta del Canal, de la Real Maestranza de los Casinos, de sindicatos, de fabricantes e industriales y de propietarios de cafés, tiendas, restaurantes y posadas. Todas estas instituciones civiles, militares y eclesiásticas formaban parte de un consejo que estaba presidido por el alcalde la ciudad. A este inicio se sumaron también doscientos contribuyentes a título personal.

La primera sede de La Caridad se encontraba en el antiguo almudí, conocido como las Piedras del Coso, que se utilizaba como almacén municipal. Se encargó a las hermanas de La Caridad de San Vicente de Paúl la administración de los distintos servicios que se fueron creando, que empezaron con un comedor social y con el reparto de comida a otras entidades, como colegios e instituciones benéficas.

La primera aspiración de La Caridad fue coordinar, desde la Alcaldía, todas las acciones en materia social que se desarrollasen en Zaragoza, además de unir los esfuerzos de todos los ciudadanos que, a nivel particular, quisieran participar en paliar la pobreza o sus causas por medio de una aportación económica. Su creación estuvo imbuida de la idea ilustrada de que la educación es la mejor manera de superar la pobreza, así que pronto se impulsó la creación de escuelas para niños que no podían optar a estudiar en los escasos colegios de la época.

Tras la finalización de la Exposición Hispano-Francesa de 1908, uno de los tres edificios permanentes de la muestra iría destinado a La Caridad. Así, después de acondicionar el edificio, el 28 de enero de 1910, la entidad se trasladó a las instalaciones que hoy en día sigue ocupando en el número 4 de la calle Moret de Zaragoza. A lo largo del siglo XX, el comedor social, el asilo, la guardería para hijos de mujeres trabajadoras y el colegio Cantín y Gamboa ayudaron a paliar parte de las miserias de la ciudad. Miles de niños han pasado por las aulas y residencias de la institución, así como transeúntes y personas sin hogar que se han beneficiado de sus servicios.

Ante la entrada en vigor de la ley de fundaciones, en el año 2000, la asociación se convirtió en la Fundación La Caridad, constituyendo un patronato presidido por el alcalde de Zaragoza y en el que figuran representantes de la diócesis, la Real Sociedad Económica de Amigos del País, la Cámara de Comercio, la patronal, los sindicatos y el Ayuntamiento de Zaragoza.

Durante los últimos 100 años, la Fundación La Caridad ha mantenido un comedor social, una guardería y un colegio. Estos servicios se han ido adaptando y otros se han creado para dar respuesta a las nuevas necesidades de nuestra ciudad. Tras la evolución vivida en su primer siglo de historia, la misión de la Fundación La Caridad del siglo XXI es la realización, de forma directa o concertada, de programas que faciliten el pleno desarrollo social y personal y de los grupos e individuos con dificultades para su plena integración social. Lo hace a través del desarrollo de actividades de asistencia, rehabilitación, reinserción, integración sociolaboral y formación de colectivos como la infancia, la juventud, las personas sin hogar con trastorno mental grave y las personas mayores. Para ello desarrolla programas específicos para cada una de las áreas que atiende. También trabaja en la prevención de las circunstancias que originan la marginación, ofrece información y asesoramiento y colabora con otras entidades públicas y privadas.

Dentro del área de infancia y juventud, La Caridad gestiona la guardería Cantinela y el centro escolar Cantín y Gamboa. El área de tercera edad comprende el Centro de Día Los Sitios, el Proyecto Activida de envejecimiento activo y el servicio de comidas a domicilio Sercoped, dirigido tanto a personas mayores como a dependientes. El área de inclusión se ocupa del Centro de Rehabilitación Psicosocial El Encuentro, nacido en el año 2003 como un recurso pionero en España, que atiende a personas sin hogar con trastorno mental grave. Mediante un plan individualizado de rehabilitación, se consigue que los beneficiarios alcancen un nivel de autonomía suficiente para su adecuada integración en la sociedad, mejorando su calidad de vida.

La Caridad fue una de las organizaciones promotoras de la Red Aragonesa de Entidades Sociales para la Inclusión. Además, participa de forma activa en diversos foros sociales con la intención de fomentar el diálogo social para intentar dar respuesta a las situaciones de desigualdad y de necesidad que se presentan en Zaragoza y en la comunidad autónoma de Aragón.

 

Para saber más…

C/ Segismundo Moret, 4

50001 · Zaragoza

976 224 834 | 976 228 891

fundacion@lacaridad.org

www.lacaridad.org